Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Cuando se acaban las opciones.

 Alguien cercano a mí, que me ha observado durante años berrear por Cuba mirándome como mira un cangrejo arropado en su concha a su paisano al que la suya ya no le sirve y acojonado vaga por el arrecife buscando una nueva acorde a sus necesidades ya imposibles de satisfacer para el viejo cascarón nacarado, me ha dicho que con todo esto del Movimiento San Isidro (MSI) comienza a sentir optimismo por el cambio. Confieso que a mi me sorprendió su entusiasmo y honestamente hablando me ha dado un chute extra de optimismo porque sé lo difícil de convencer del mencionado en cuestión, así que algo debe estar pasando de diferente como para contagiarle el entusiasmo que a mí, a pesar y desde una ventaja ascendente, me había sido difícil contagiarle hasta hoy. El castrocomunismo etiquetó al arte como a todo lo demás. La Cuba de la guaracha y el bolero que obligó a Nat King Cole o a Frank Sinatra a cantar en español desde su influyente posición en la cultura mundial dio paso a la receta esteparia

Entradas más recientes

Reflexiones al margen de todo.

Te lo prometió Martí...

Cuba: Sobre verdad, veracidad o lesa humanidad, y de un anestesista anestesiado.

Entreguen las armas, se acabó el comunismo en Cuba!

A contracorriente.

Luchando contra el Alzheimer.

Opositores a la medida del PCC?

Un negocio llamado Cuba.

César no hay más que uno!

En el nombre del Padre...